La gravedad de la luna

Yo enclenque que la intensidad de todo el mundo pues la luna es mucho más pequeña.

La intensidad que se encuentra en la área de la Tierra es igual a 9,8 m/s2, y la intensidad que se encuentra en la área de la luna es de solo 1,63 m/s2. La gravedad de la Tierra es exactamente cartográfica, y la gravedad de la luna está mal mapeada. La gravedad de la Tierra es suficientemente fuerte para sostener y sostener una atmósfera en la Tierra; Por otra parte, no hay atmósfera que se encuentra en la gravedad lunar.

Peso en la Tierra, Marte y la Luna

Masa y peso están relacionados: los cuerpos con mucha masa asimismo pesan bastante. Una piedra grande es bien difícil de publicar gracias a su enorme masa y bien difícil de alzar del suelo gracias a su enorme peso. Para entender la relación entre masa y peso, considere una piedra que cae libremente con una aceleración de intensidad g (g = 9,81 m/s 2 es la aceleración adecuada al campo gravitatorio de la Tierra). La segunda ley de Newton nos comunica que una fuerza debe accionar para generar esta aceleración. Si una piedra de 1 kilogramo cae con la aceleración de la fuerza requerida tiene lo siguiente:

F = ma = 1 x 9,81 = 9,8 = 9,8 N

¿Qué hace la Luna?

Indagaciones efectuadas por múltiples especialistas en el campo científico han preciso que la Luna tiene efectos esenciales en el desarrollo de los mares, maremotos y otro género de cuerpos de agua.

Asimismo se asigna a la subida o bajada de las mareas. Por otra parte, el sol asimismo participa en este desarrollo, pero en menor medida pues está lejos de la Tierra.

¿De qué forma y por qué razón se forman las mareas?

Este fenómeno periódico generado por la existencia de la Luna fué extensamente estudiado y también investigado a lo largo de un buen tiempo. Para comprender su mecanismo y efectos, ahora, vamos a explicar con mucho más aspecto su origen.

En la imagen A podemos consultar gráficas de la Luna y la Tierra y las Fuerzas Gravitatorias (fuera de escala), ejercidas por la Luna en diversos puntos de nuestro mundo.

Deja un comentario